CLAVES DEL PREACUERDO

No a las 5 torres de 18 pisos

Mediante este preacuerdo, la edificabilidad en el ámbito del PERI se reduce un 36%, pasando de 5 torres de 18 pisos a una media de altura cercana al 7,5.

En el plan anterior se contemplaban 554 viviendas, de las cuales 443 eran viviendas de venta libre, y 111 de VPO. En esta nueva propuesta, se quieren construir 154 viviendas menos, y la reducción, en su mayoría, se da en las viviendas libres (133 viviendas libres son las que no se construirían).

Para dicha minoración se han seguido dos vías. Por un lado, se han reducido los costes de urbanización del proyecto. Y por el otro, el Ayuntamiento prevé la entrega de varias parcelas de viviendas protegidas y algunas más de VPT. Con la mayoría de estas parcelas de VPO, además, se ha diseñado el Plan de Durango de Desarrollo de VPO.

MÁS ZONAS VERDES

Además de reducir la edificabilidad, el preacuerdo posibilita que el espacio dedicado para las zonas verdes crezca. Al tiempo que se reduce la altura de las edificaciones, este consenso abre la opción de ganar espacio verde y, según estimaciones técnicas, el espacio verde aumentaría un 20%.

Esto llevaría a poder gozar de una zona de verde de 34.000 m2, algo aproximado a 5 campos de futbol. Así, se conseguiría ese pulmón verde en medio de Durango que tanto necesitamos, siendo este espacio una zona libre de coches en el que la ciudadanía podrá disfrutar paseando o andando en bicicleta.

Plan de VPO de Durango

Dentro de este preacuerdo, el Gobierno vaso y el Ayuntamiento de Durango han previsto un proyecto supramunicipal de Desarrollo de VPO. Para ello, se han utilizado las parcelas que el Ayuntamiento ha entregado a la institución autonómica, como ya se ha dicho en un punto anterior, han servido para reducir la edificabilidad en el PERI.

Este Plan de Desarrollo de VPO se podría resumir en los siguientes números y datos:

– Se construirán 240 viviendas de VPO.

– Las viviendas protegidas serán en régimen de alquiler social.

– Se desarrollarán en los 10 años próximos a la firma del convenio.

– Supondrá una inversión de cerca de 17,5 millones de euros en nuestro pueblo.

– La mayoría de esta cantidad, alrededor de 15 millones, será una inversión que realizará el Gobierno Vasco en este proyecto supramunicipal.

Estas 240 Viviendas de VPO están diseminadas en cinco parcelas de Durango y no son edificaciones nuevas. Es decir, estas viviendas no se han creado en base al preacuerdo entre Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Durango, sino que son edificaciones que ya estaban previstas en las Normas Subsidiarias del 2005.

Respecto a la ubicación y el número de estas parcelas de VPO:

– 90 viviendas en el ámbito del PERI

– 23 viviendas en Faustegoiena (San Fausto)

– 38 viviendas en Arripausueta (Txibitena-Landako)

– 39 viviendas en Birjinoste (cerca del Casco Viejo)

– 38 viviendas en Larrasoloeta (al lado de Juan de Itziar)

En defensa del Patrimonio Municipal

Como es sabido, el antiguo hospital de San Agustin y Pinondo Etxea son dos edificios que a día de hoy están inservibles. Además, son dos edificaciones que son Patrimonio Municipal, y su acondicionamiento exige una gran inversión.

Mediante este preacuerdo se plantea renovar estos dos edificios tan simbólicos y destinarlos a proyectos de carácter social. Igual que lo han hecho durante toda su historia, se quiere que mantengan su función social y que alberguen viviendas dotacionales para que los colectivos más vulnerables tengan cubiertos sus necesidades básicas de vivienda.

Como ya se ha dicho, estos espacios necesitan de un fuerte desembolso. Así, se prevé una inversión en torno a 6-7 millones para desarrollar estos proyectos, y la mayor parte correrá a cargo del Gobierno Vasco (3,3-4,3 millones), posibilitando así estos nuevos proyectos supramunicipales.

La cesión de estos edificios se prevé que sea únicamente de uso, manteniendo la titularidad de los mismos del Ayuntamiento de Durango. Además, la duración de esta cesión de uso será únicamente mientras dure la función social del proyecto de viviendas dotacionales, y si se decide acabar con esta iniciativa, el uso volvería a manos del Ayuntamiento de Durango.

Abrir el antiguo trazado

Mediante este preacuerdo pasarán a la propiedad del Ayuntamiento los terrenos inutilizados por donde antiguamente pasaba el tren. Estas zonas actualmente están cerradas y con el cambio de titularidad (pasarán de ser del Gobierno Vasco a ser de titularidad municipal) se podrá dar una rápida apertura.

Por tanto, este consenso entre las dos instituciones posibilitará a la ciudadanía de Durango volver a disfrutar de estas zonas que durante tantos años han estado negados y se derribarán muros que han dividido Durango en dos. De esta manera, servirán como espacios de encuentro y de movilidad con zonas verdes y bidegorris.

Si se valida el preacuerdo, la intención es comenzar con las obras de acondicionamiento y apertura del trazado el este mismo año 2022.

Un acuerdo sin deudas

Uno de los puntos principales de esta preacuerdo ha sido el trabajo conjunto. Con esta labor lo que se ha querido era que el equilibrio financiero de las dos instituciones fuera neutra. Es decir, que en la propuesta que se presentara la deuda entre la administración local y autonómica fuera cero.

Con este preacuerdo se consigue ese objetivo y, ajustando los números de las dos instituciones, la deuda entre ambas es de 0. Los desequilibrios económicos de las administraciones públicas tienen que cuidarse mucho, y con este preacuerdo se ha tenido en cuenta.

CONTEXTO HISTÓRICO:

19562021

Las dimensiones y ubicación excepcional en la que se inserta el ámbito del PERI Ferrocarril hacen que sea el proyecto estratégico para el futuro de Durango. Es un espacio clave para las conexiones entre diferentes lugares del municipio. Tiene también el potencial de mejorar la calidad de vida para quienes viven y trabajan en el municipio y de convertirse en un nodo de centralidad.

Desde 1990 se han ido dando diversos pasos para su desarrollo, desde el soterramiento de las vías del tren, pasando por las modificaciones del planeamiento municipal, el diseño del ámbito mediante un concurso, la aprobación del PERI, el desarrollo del programa de actuación urbanística, el proyecto de urbanización o la consulta popular realizada este mismo año.

En la consulta se invitaba a las y los durangueses a indicar si querían poner en marcha el estudio de una alternativa viable que además cuente con un proceso de participación ciudadana. Tras el resultado afirmativo a esta consulta, se ha decidido que en lugar de reflexionar como una pieza autónoma el ámbito del PERI Ferrocarril, se va a integrar el mismo como parte del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) actualmente en desarrollo.